09 marzo 2011

Viajes. Jose en Escocia. 1


Día 1:

            Salimos de Sevilla el día 31 de Julio con mucho calor, en la avenida Kansas  City, marcaba a las 21 horas, 40 grados.

                   Muchos nervios  y mucha emoción .Después de mucho tiempo preparando el viaje por fin salíamos.

                     A las 23 horas partíamos de casa. A mi hija pequeña, como no, le entró ganas a última hora de ya sabemos que. Mas nervios, pero por fin nos pusimos en camino. Yo como siempre con mis dudas ¿no es mucho peso? ¿No son demasiadas cosas? Pero  mi esposa, muy precavida, lleva de todo y para todos.

                     Ponemos rumbo a Bilbao,  875  km, conduciendo por la noche. No estoy acostumbrado, pero  los nervios me pueden más que el sueño. Hay muy poco tránsito y se conduce muy bien. Llegando a Salamanca  empiezo a cansarme un poco, quiero descansar, pero no encuentro el lugar adecuado. Hacemos paradas en diferentes áreas de servicio, para mitigar el cansancio hasta que llegamos a Bilbao.

                   A las 9h 30 m por fin llegamos a Bilbao y encontramos el puerto, gracias a nuestro GPS, que tanta ayuda nos da.

                 Larga espera para embarcar y empezamos a escuchar inglés por todos lados. Creo que los únicos españoles que hay, somos nosotros y una auto-caravana creo que también de Sevilla. Desde el puerto, el Proud of Bilbao parece imponente.

                Cuando nos dan el O.K para entrar en el barco, mi corazón empieza a latir rápidamente, pensando qué encontraré. La entrada al barco es espectacular. A mi hija mayor se le escapa un OH! de admiración que  me alegra. Por esa enorme boca entraban todo tipo de artefactos con ruedas, desde motocicletas, hasta auto caravanas de aspecto rarísimo y enormes autobuses. Cuando por fin aparcamos el coche en el interior del barco, fuimos muy amablemente conducidos a nuestro pequeño pero confortable camarote donde pudimos descansar de nuestro largo viaje a Bilbao.

                 Todavía antes de dormir nos dio tiempo a estar en la cubierta del barco y gozar de una  estupenda tarde al aire libre jugando con nuestras niñas a las cartas de las familias, que tanto le gustan a la pequeña.
Ya por la noche cena  en nuestro pequeño camarote de cosas que mi esposa ha traído preparadas  e intentamos dormir, antes hay que darles a las niñas un pequeño toque de atención, porque estaban muy nerviosas, por esto del viaje y por viajar en barco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dame tu opinión:

Linkwithin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...