Apuntes. Mi experiencia con la Dieta Dukan. I

  Quiero aprovechar la cantidad de visitas que tiene el blog, para dar algunas pinceladas personales sobre la Dieta Dukan, y mi experiencia con ella.  

  Mi ánimo no es el de decir qué o cómo hay que hacerla, sino cómo lo hago yo, con sus fallos o sus sacrificios. Los resultados están ahí....

  Antecedentes.

  Después del verano, tras ver las fotos de una reunión con amigos, me hice consciente que debía hacer algo YA, para resolver un tema que no quería ver, y eran los kilitos de más que acolchaban mi cuerpo.

  Empecé, lo típico, a comer menos, un día no almorzaba, ...
otro sólo lechuguita, al siguiente un atracón en la cena, con hambre atrasada.

  Parece que cuando se trata de uno mismo, ya puedes tener todos los conocimientos del mundo sobre una materia, que te vuelves sordo a todo lo que tenga que ver.  

  Nadie podría decir que hubiese mantenido mi peso bajo durante varios años, que hubiese sido asesora de nutrición más de dos años, y que hubiese ayudado a adelgazar a mucha gente, cuando no tenía en cuenta las más elementales nociones de "racionalidad alimentaria".

  Lógicamente, me veía los mismos "rollitos" en la tripa.  Si a eso se une que no tenía báscula... pues la cifra mágica, la desconoces.

  Empecé a actuar racionalmente y me compré una báscula........... y fue como un mazazo....... en dos años, había subido más de 13 kg, y yo sin darme cuenta.

  Tras esta revelación, actuación de emergencia, y búsqueda de una dieta hipocalórica, como las que había seguido hasta entonces, que espera yo encontrar: baja en calorías, saciante, variada, abundante.... en fin, una quimera.

  La casualidad hizo que me encontrase en la red con el blog de una chica que contaba su día a día con las dietas de proteínas.  Me interesó el tema, y empecé a indagar, y relacionando una cosa con otra, me topé con la Dieta Dukan.

  Esa misma tarde salí a comprar el libro "No consigo adelgazar", del Dr. Dukan,  me lo leí de un tirón y al día siguiente ya había empezado la dieta.

  Lo que más me llamaba la atención era la "fase de ataque" que te prometía en pocos días de comer solo proteínas, una bajada importante, que hacía que se inflaran los centros de motivación, para seguir adelante.

  Ya conocía yo el efecto de la cetosis, de la ingesta sólo de proteínas, y la rapidez en la bajada, aunque también conocía el efecto rebote tan importante que tiene este tipo de dietas.

  Y esto fue otra de las cosas que me llamó la atención: la fase de consolidación, que con la introducción, poco a poco de los hidratos de carbono, van entrenando al cuerpo a volver a una ingesta normal.

  Y con estas espectativas, entré en el mundo Dukan.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dame tu opinión, sugerencia, cómo lo harías tu...

Linkwithin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...