19 julio 2010

Receta. Mejillones al vapor.





Un plato con muy pocas calorías, muchas proteínas y muchos minerales. Se hace en un momento, porque lo más entretenido es lavar los mejillones, y quitarles las barbas que traen.

Una vez limpios, se ponen en una olla grande, sin líquido ninguno, tan sólo con un limón cortado a rodajas o a cuartos. Se tapa bien y se pone a fuego medio.

En cuanto empieza a humear, es que ya está evaporando el líquido que sueltan de su interior. Se destapa, y se van sacando los que se van abriendo. Hasta que estén todos.


Si alguno no se abre, se tira, porque puede que esté malo. Si se deja más tiempo cociendo, suele ocurrir que los mejillones van perdiendo agua y se quedan secos, por lo que es importante el ir sacándolos justo se van abriendo.


Cuando están fuera, se separan las valvas y se deja la que tiene pegado el mejillón, desechando la otra.


Una vez frío, y regados con un chorrito de limón están listos para comer.

También se pueden usar, ya cocidos, en un aliño, ensalada o cualquier plato frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dame tu opinión:

Linkwithin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...