17 julio 2011

Receta. Pan básico con panificadora.



  Bueno, pues en vista de que hay nueva oleada de "panaderos por vocación" y de las consultas que me se han hecho, voy a poner una serie de recetas de pan, para panificadora, para los que se están iniciando en esto.

  Para empezar, es importante disponer de la máquina en si, aunque no imprescindible, ya que comentaré también el procedimiento para hacerlo a mano, y en horno tradicional.

  Lo más básico para hacer el pan casero son las premezclas de harinas panificables, ya preparadas (las que suelo usar las venden en LIDL) y vienen con distintos tipos de harinas y de semillas.  Sólo es cuestión de poner agua, añandir la harina que trae incluida levadura y sal, y meterla en la panificadora, programarla y a esperar a que pite....  Las hay de varios tipos, integrales, de centeno, con semillas de girasol, con mix de semillas, pan chapata, etc.  Cuestión de ir probando a ver cual gusta más.

   Un pasito más allá, es añadir algún tipo de semilla a estas harinas preparadas (semillas de lino, sésamo, amapola, copos de avena) pero en cantidad pequeña para no romper las proporciones del preparado.

   Según se vaya dominando el arte de la panadería, se puede llegar mucho más allá.   No espereis en este blog, recetas expertas, aunque sigo investigando y probando día tras día, y os mostraré algunos resultados.

  Para empezar, por el pan básico, he usado la premezcla de "rivercote" (LIDL) para pan, de trigo y centeno con levadura seca añadida (tiene un 76% de harina de trigo y un 16% de harina de centeno): 500 gr., 350 cc de agua, y dos cucharadas de semillas de sésamo, calabaza y lino dorado, mezcladas.  Con esto sale un pan de unos 750 gr.

  Suelo poner el agua templada, en la cubeta de la panificadora, y añadir a cucharadas la harina, una vez que ha empezado a amasar.

   Si uso harinas integrales, pongo programa de pan integral, que dura más el tiempo de levado, y sale el pan más esponjoso (con el salvado de trigo, cuesta más que se leven las masas de pan).  Se puede usar también el programa de pan normal, y no pasa nada.  Todo es cuestión de ir probando (jamás sale el pan igual de una vez para otra, aunque intentemos hacerlo exactamente igual, ese es uno de los encantos de hacer el pan casero)

  Es muy importante sacar el pan de la panificadora en cuanto nos avise de que está hecho (y quitarle la mariposa de amasado), y ponerlo a enfriar sobre una rejilla, ya que si no, se queda húmedo y con consistencia "chiclosa".

  En caso de hacer el pan sin panificadora, se pondrá la harina en un recipiente, se añadirá el agua templada, y se amasará con un batidor primero (unos 4 minutos) y luego a mano, otro tanto.  Se dejará reposar de media a una hora, y se volvera a amasar levemente.  Se volverá a poner en un molde alto, engrasado, tapado y en lugar templado otro periodo de tiempo similar.

  Se hornea en rejilla inferior, a 230-250 grados durante 15 minutos, y con humedad (un recipiente con agua dentro del horno, o pulverizando sobre el pan dentro del horno cada 3-4 minutos), y luego bajamos a unos 200 grados, y dejamos unos 40-45 minutos más.  Se apaga el horno, y se deja unos 10 minutos dentro con la puerta entreabierta.  Se deja enfriar sobre una rejilla.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias! Me ha encantado!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes, con dedicatoria incluida....

    Besos

    ResponderEliminar
  3. en que fase se puede comer las mezclas del lild?

    ResponderEliminar

Dame tu opinión:

Linkwithin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...