21 noviembre 2013

Receta. Potaje de garbanzos con habichuelas y calabaza





  Se le llama potaje a aquella preparación culinaria que lleva como ingredientes legumbres y verduras y están cocidas en abundante agua. En función de qué legumbres, verduras y demás ingredientes lleve, será un tipo diferente de receta.

Su origen, es de los judíos españoles del s. XV, y de un plato llamado "adafina",que consistía en una cocción de legumbres, verduras, diversas carnes, aceite de oliva, huevos, etc... que se dejaba cocer lentamente durante toda la noche del viernes, para tener la comida lista para el "sabbath".

Posteriormente se le incorporó la patata, y para "cristianizar" el plato, en la época de la inquisición, se le empezó a añadir el tocino, y demás derivados del cerdo. A partir de aqui nace la "olla podrida" cristiana, y origen de todos los guisos, cocidos, potajes, pucheros, etc que caracterizan la cocina española y que exportamos a América y paises cercanos.

Este plato, tradicional de la cocina andaluza, es uno de los que más me gustan, y que me enseño a hacer mi abuela. Cada vez que lo hago, es en su honor.

Los ingredientes: 

  - medio kilo de garbanzos, 
  - una patata, 
  - 300 gr de habichuelas (judías verdes planas), 
  - 300 gr. de calabaza, 
  - 300 gr. de carne de jarrete de ternera o cerdo, 
  - un trozo de chorizo y un trozo de morcilla. 
  - Dos cucharaditas de pimentón y sal.

El tema de los embutidos, es un poco personal. Yo lo hago con esas cantidades e ingredientes para que tengan un mínimo de sabor y un mínimo de grasas, pero realmente, puede llevar su tocino, y todo lo que se le quiera añadir. Una buena "pringá" después del plato de potaje, es lo mejor que se puede comer. Bien troceando los ingredientes y cogiéndolos con trocitos de pan, a modo de cuchara, o bien metiéndolo en un trozo de pan, en forma de bocadillo.


La preparación

  Ponemos los garbanzos en remojo, con agua fría, la noche antes.

  Tiramos el agua del remojo y colocamos en una olla grande, los garbanzos, las judías verdes troceadas, la calabaza cortada a cubos, la patata troceada, la carne, el chorizo y la morcilla. Añadimos el pimentón y dejamos hervir hasta que los garbanzos estén tiernos. Aproximadamente una hora, a fuego lento. Salamos al final de la cocción.

  También se puede hacer en olla rápida, pero habría que cocer primero la carne (que necesita más tiempo) y luego añadir el resto de los ingredientes. Realmente se nota en el sabor una forma de cocción u otra. Es cuestión de elegir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dame tu opinión:

Linkwithin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...